LA TERTULIA BOHEMIA

LA TERTULIA BOHEMIA
Estimados amigos blogueros: Este blog sustituye al PORTAL BOHEMIO, el cual se encuentra inhabilitado por problemas técnicos. Chogüi sigue revoloteando.

Seguidores

jueves, 30 de julio de 2015

EMBRIAGANTE ATRACCIÓN.



EMBRIAGANTE ATRACCIÓN. 
Ella estaba ahí, fría, serena, seductora, sin mostrar ningún sentimiento o sensación, pero haciéndose desear.
El estaba sentado frente a ella, observando su curvilínea silueta,  embriagantemente atractiva como una estatua de cristal, la cual  le provocaba una sensación de ansiedad, una sed que solo ella podía calmar y que sutilmente lo invitaba a que tomara posesión de ella y se deleitara con el delicado, fresco y embriagante néctar  contenido en sus entrañas.
Poco a poco él dirigió la mano hacia ella y empezó a acariciarla lenta y pausadamente haciendo unos delicados giros con los dedos sobre su cuerpo cristalino; finalmente no pudo más, con su mano la atrajo hacia su boca, suavemente colocó sus labios en la boca de ella y entrecerrando sus ojos comenzó a degustar aquel aterciopelado, generoso y a la vez excitante…… ¡vino tinto que estaba contenido en la transparente y cristalina copa.¡
 Salud!


Chogüi

(Reeditado)

domingo, 5 de julio de 2015

ATARDECER













ATARDECER.
La tarde empieza a declinar,
Pinceladas de luces, sombras  y colores,
Se matizan en el lienzo celestial,
Como  regalo de una tarde otoñal.

El  astro rey  se repliega al borde de la inmensidad,
Y con disimulada cortesía y caballerosidad,
Cede su lugar en el trono universal,
A la plateada luna que irradia belleza y serenidad.

Los pájaros con gran afán,
Después de su diario peregrinar,
Buscan  entre vuelo y trinar,
Donde la noche puedan pasar.

Danzarinas,  coquetas y veleidosas,
Oscilan  inquietas las ramas de la arboleda,
Como si fueran  una  verde marea cadenciosa,
Impulsada por la brisa vespertina y silenciosa.

Caen las hojas marchitas por el tiempo,
Bosquejando figuras invisibles en el aire,
Al compas del susurro melancólico del  viento,
Ya no se si es alegría o nostalgia lo que siento.

Se respira mucha paz y tranquilidad,
En este improvisado paraíso terrenal,
Maravillado contemplo esta belleza natural
Sentado en una banca del viejo parque vecinal.


Chogüi








(Reeditado)

domingo, 28 de junio de 2015

QUE TAN GRANDES SOMOS.




QUE TAN GRANDE SOMOS.

Es cierto que somos una especie con la habilidad de pensar, razonar, crear y por lo tanto de destruir.
Nuestras manos y mente han sido capaces de desarrollar hasta una imaginación sin limites lo que denominamos tecnología, lo que nos ha permitido crear una cantidad de equipos y aparatos de toda índole, muchos de los cuales nos proporcionan comodidad, otros nos ayudan con la salud y otros sirven para………………..matar¡
Nos consideramos una especie superior,  sin limite en nuestras capacidades, que podemos hacer lo que queramos,  y que aquí en la tierra nada nos detiene; de hecho en nuestra desmedida ambición en aras del progreso paulatinamente estamos perturbando todo el mecanismo biológico de la tierra que a través de millones de años ha ido configurando todo el medio ambiente del que venimos disfrutando desde que como humanidad existimos.
Pero,  basta con mirar en las profundidades de los océanos o levantar la vista hacia el espacio exterior para darnos cuenta de que tan ínfimos somos dentro de la vastedad del universo y que no controlamos nada.
El ser humano, en su vanidad y desmedido ego trata de darle una explicación científica a todo lo que nos rodea y para lo cual no tiene explicaciones lógicas.
Cuando el cosmonauta soviético Yuri Gagarin orbitó por primera la tierra, expreso: estoy aquí en el espacio y no veo a Dios.
Si nos tomamos el tiempo en una noche tranquila despejada, llena de estrellas y contemplamos esa inmensidad que nos rodea, pues sencillamente no podemos evitar lanzar una exclamación de asombro por tanta belleza y de impotencia por no comprender todo el misterio que encierra el infinito universo y precisamente ahí se encuentra Dios en toda su majestad y plenitud.
Como parte de ese vasto universo somos algo más pequeño que un ínfimo átomo.
Para tener una mejor idea de cuan grandes somos o cual es nuestra verdadera posición dentro de los millones de galaxias que componen el universo, vayamos por partes para tener una mejor comprensión, y que mejor que las palabras, los gráficos.
Tamaño comparativo de la tierra con otros planetas del sistema solar y más allá.



Chogüi




sábado, 4 de abril de 2015

LA PESADILLA CONTINÚA


LA PESADILLA CONTINUA.
Montado en un brioso corcel blanco, un noble caballero deambulaba con prisa y ansiedad por la espesura del bosque, buscando y buscando a su bella princesa quien por un oscuro maleficio dormía hacia cien años.

No había tenido suerte el tenaz caballero, pues de la bella princesa ninguna pista nadie le había dado, el castillo solo y abandonado estaba y unicamente escombros había encontrado.
Por fin, cierto día encontró en un viejo camino a un anciano de pequeña estatura, y dirigiéndose a el le pregunto: ¿Dime noble anciano, sabes tú donde puedo encontrar a la bella durmiente del bosque? 
Tengo mucho tiempo de buscarla y encontrarla difícil me ha sido. El viejo hombrecillo, con una expresión de desenfado y relajamiento le responde: “La bella que tu buscas, ya ha despertado, pues predicho había sido que al termino de cien años el maleficio terminaría. Ve pues por este camino sin tomar ningún desvío,  y cuando llegues  al estanque  de las mariposas veras a un costado una casa de madera con chimenea donde se escucha el trinar de los pájaros y el canto de las hadas buenas. En ella encontraras a la bella durmiente del bosque.

Así lo hizo el noble caballero, siguió por el camino que el hombrecillo le había indicado y ciertamente después de cabalgar un tiempo avisto una linda casita, toda ella de madera, enclavada acogedoramente en medio de la espesura del bosque cerca de un bello estanque donde llegaban a calmar la sed: simpáticos venados, alegres pajarillos, inquietas ardillas y conejos, toda una estampa paradisíaca.

A medida se fue acercando a la choza, comenzó a escuchar una dulce y melodiosa voz que entonaba un cántico que más bien parecía provenir de un ángel celestial.
Finalmente cuando estuvo frente a ella, su debilitado cuerpo se estremeció, sus cansados y apagados ojos parecieron brillar nuevamente, su corazón pareció cobrar nueva vida, cuando tuvo a la vista la angelical y radiante belleza de la princesa.

Inmediatamente se bajo del caballo y se acerco a ella, luego de admirarla por un instante acertó a decir: “Aquí me tienes, mi dulce y bella princesa, por fin después de tantos años he logrado encontrarte, para entregarte mi amor y mi corazón, que no ha dejado de latir por ti durante todos estos años que intensamente te ha buscado”. Seguidamente le tomo una mano y suavemente se la beso.

La princesa lo vió con ternura, y sentía que su corazón se embargaba de alegría y tristeza, y muy sutilmente le dijo:” Querido príncipe, durante mucho tiempo me has buscado y mi corazón aunque dormido igualmente te ha esperado, el hechizo ha terminado después de 100 años, mis padres, mi castillo y todas las personas queridas han desaparecido y en mi hogar este bosque se ha convertido”.
A mi corazón el pesar y la angustia lo invaden, porque el tiempo no te ha perdonado y el paso de los años en tu cuerpo se ve reflejado, tu cabello completamente blanco se ha tornado y tu bello rostro muestra los surcos que en su piel se han grabado.

Oh! Mi señor, quererte como a un padre el destino me impone y amor de una hija solo puedo brindarte. Me despierto de un hechizo que prisionera muchos años me ha tenido, y ahora otro maleficio ha aparecido, pues viviré el resto de mi vida sola, sin esperanza de dar mi amor a mi príncipe soñado.


FIN

Adaptado y modificado por Chogüi de una obra de Amado Nervo basada en el clásico de Charles Perrault




viernes, 20 de febrero de 2015

AUN

AUN.
Ya son muchos los años, los meses y los días,
Que te alejaste de mi vida,
Y por trivial que parezca,
Tu recuerdo de mi mente no se olvida.

Aun siento tu aliento en mi pecho,
Cuando embelesados con sencillez y candor,
Juntos en armonía navegábamos,
Por las mieles y delicias del amor.

En perfecta sintonía nos entregábamos,
A disfrutar de esa dulce ilusión,
Tan grande era esa prohibida pasión,
Que no importaba la diferencia de años que nos separaban.

Aun brillan mis cansados ojos,
Al pensar en tu imagen angelical,
Al recuerdo de tus sensuales labios rojos.
Que despiertan mi adormecida pasión otoñal.

Mi debilitado corazón se exalta,
Porque aun tiene calor para dar,
Para abrigar el invierno que se arrima,
En el camino que me queda por andar.


Chogüi.



domingo, 7 de septiembre de 2014

A UNA FLOR


A UNA  FLOR.

Fuiste en mi vergel  florecita de corta temporada,
Solo pude atrapar en silencio tu alma virgen aún no manchada,
Lo suficiente para dejar en mi corazón tu presencia dulcemente grabada,
Y llenarme los sentidos de una fantasía ilusionada.

Tierna, sencilla y delicadamente bella,
Como una casta y fulgurante estrella,
Pasaste por mi mustio y vacío firmamento,
Volviendo suave y agradable el momento.

Sin darte cuenta me embelesaban tus palabras,
Y me hipnotizaba la inocencia de tus miradas,
Me convertiste en prisionero con la ilusión sutilmente atada,
Pues tenía vedado disfrutar  la fragancia de tu esencia inexplorada.

Llegó el adiós que angustioso no deseaba,
Pues con tu partida mi jardín se marchitaba,
Seguiré mis pasos por la senda ya marcada,
La nostalgia y melancolía llenarán de nuevo mi alma desolada.

Chogüi.